Publicado el Raquel Jara Ribera

Cada vez más seguros en la moto

El éxito que ha tenido el GP de motociclismo de Montmeló el pasado fin de semana, no sólo se ha debido a los grandes pilotos que han participado, sino también a los sistemas de seguridad que poseen las motos. Y es que, debemos prestar atención a este tipo de dispositivos ya que ayudan a salvan vidas y a protegernos si nos vemos envueltos en un accidente.

La industria y la tecnología de los mencionados sistemas evoluciona constantemente. Tanto es así que, existen empresas especializadas en su diseño y desarrollo y anuncian novedades en cuanto a la protección de los pilotos. Pero creo que, antes de entrar en materia, debemos realizar una breve introducción acerca de los dos grandes grupos que componen la seguridad de las motos: Activa y Pasiva.

La Seguridad Activa está pensada para evitar que tengamos un accidente. Ésta comprende el conjunto de elementos principales que existen en una moto. Desde su diseño, que debe ser muy visible, los frenos y el alumbrado. Además de los sensores de detección de conducción inadecuada, el sistema combinado de frenos (CBS), la amortiguación y el control de presión de los neumáticos, entre otros.

Por otro lado, la Seguridad Pasiva. Es decir, todos aquellos elementos que evitarían, en caso de accidente, el mayor número de lesiones. Son elementos añadidos, es decir, no están fijados al vehículo. Destaca el casco de seguridad, que en mi opinión, debe ser integral ya que proporciona mayor protección. También los guantes, tanto para el piloto como para el acompañante; ropa adecuada y resistente; cazadora y pantalones con protecciones para las caderas y las rodillas; botas diseñadas para proteger el conjunto pie-tobillo y, finalmente, el sistema airbag incorporado en el casco y chaleco, que sirven para proteger la cabeza y el pecho, respectivamente.

Como vemos, el listado de protectores y sistemas de seguridad es muy vasto. Y se amplía cada día más. Tanto es así que, el futuro de la seguridad motociclista parece casi de ciencia ficción. Cuenta además, con la ayuda de Internet, ya que multitud de sensores inundarán pronto las ciudades y carreteras, y las motos se integrarán con ellos constituyendo una inmensa “red inteligente de seguridad”.

De hecho, existen varios proyectos de creación de carreteras “inteligentes”, que mantendrían una comunicación activa de datos entre nuestras motos y el estado de las vías, reconocerían los posibles obstáculos y problemas meteorológicos y, además, las retenciones y los accidentes. Tan revolucionario será el futuro que el Proyecto Siscoga, puesto en marcha por la DGT (Dirección General de Tráfico) y el Centro Tecnológico de Automoción de Galicia y que ya está funcionando en fase de pruebas, podrá suministrar en tiempo real información adaptada a cada vehículo, mejorando de forma espectacular la seguridad vial.

Otros dispositivos que podrían contribuir a nuestra seguridad son las cámaras que graban de forma continua nuestro recorrido o nos muestran la visión posterior de nuestra moto. Además de, prendas inteligentes que monitorizan nuestras constantes vitales avisándonos de la existencia de problemas que pueda interferir con la conducción.   

Paralelamente, me gustaría mencionar a Francisco Javier Lobato Raposo, ingeniero que ha diseñado el sistema de “conducción inadecuada”. Éste, su invento, actúa como un dispositivo de auxilio en carretera. Y es que en caso de tener un accidente, es capaz de analizar la gravedad del mismo, el lugar exacto donde ha ocurrido mediante la geolocalización), y avisar al 112 si fuera necesario, facilitando además los datos médicos esenciales del piloto y de su acompañante. Con este sistema conseguiríamos ganar tiempo poniendo en marcha el posible rescate y la asistencia médica.

Otros sistemas que cerrarían esté capítulo son aquellos de geolocalización directa. Por ejemplo, eCall. Ya que en caso de accidente o emergencia notifica al 112 de forma autónoma, nuestra posición, gracias a un sistema GPS que lleva incorporada la moto.

En mi opinión, si me preguntan qué sistema de seguridad es el más importante, diría que, tanto hoy como en el futuro, es la prudencia. Ya que, unida a los sistemas de seguridad descritos, un descanso cada dos o tres horas de conducción, y como no, un buen seguro, harán que tengamos un feliz viaje, y podamos disfrutar de la vida con nuestra moto.

Post relacionados:

¿Cómo dar de baja y de alta una moto?

La revolución de las cajas negras (coches, motos y seguros)

Seguros de Moto

Comparte este post:

Comparador de Seguros

Calcula el precio de tu seguro utilizando nuestro comparador de seguros. ¡Gratis y en sólo 3 minutos!

Recibe las novedades del Blog Asegurando

RSS es un formato que permite suscribirse de una manera sencilla y gratuita a los contenidos de un sitio web. Seguros.es te ofrece en formato RSS todas sus publicaciones del blog para estar siempre al día.

¡Inscríbete por RSS!