Publicado el Francesca Antimi

Cirugía plástica: &iquestvanidad o milagro de la ciencia?
La cirugía plástica ha sido siempre un tema muy controvertido. Las opiniones se dividen pero lo que está claro para todos es que es un una práctica que crece con el pasar de los años y, sobre todo, entre personas cada vez más jóvenes.

El número de intervenciones de cirugía estética en España se calcula entre 350.000 y 400.000 al año, según los últimos datos de la Sociedad Española de Cirugía plástica, Reparadora y Estética (SECPRE). Ésta afirma que, de forma global, el 87,7% de las intervenciones corresponde a mujeres, mientras los hombres que deciden recurrir a la cirugía estética ya ronda un 12%.

En mi opinión, no hay nada de malo en acudir a la cirugía plástica, siempre y cuando se haga bajo control médico y, sobre todo, con apoyo psicológico. Por ejemplo, recurrir a una intervención estética tras padecer una enfermedad grave, se convierte en una parte casi esencial para la recuperación física y mental del enfermo.

A raíz de esto, me he preguntado si en estos casos las compañías aseguradoras venden pólizas para cubrir esta clase de gasto médico.

El primer aspecto a tener en cuenta, y que mucha gente desconoce, es que hay una diferencia entre la cirugía plástica y la cirugía estética. Y es que la plástica forma parte de una rama de la cirugía que se ocupa de la corrección quirúrgica de anomalías congénitas o adquiridas. Y a su vez se divide en cirugía reconstructiva y estética.

Por su parte, la cirugía reconstructiva o reparadora permite reparar las lesiones provocadas por siniestros y enfermedades como accidentes, quemaduras, enfermedades, malformaciones, tumores, etc.

Sin embargo, la cirugía estética o cosmética, trata a pacientes sanos que buscan mejorar su aspecto facial y corporal o corregir las secuelas del envejecimiento con intervenciones muy conocidas como la liposucción, el peeling químico, la mamoplastia (aumento o reducción de los senos) y la rinoplastia.

Normalmente las aseguradoras, y también la Seguridad Social, cubren solamente operaciones de cirugía reparadora y sólo en el caso que la intervención se realice con el visto bueno del médico. Algunas intervenciones cubiertas por las pólizas aseguradoras:
-Hipertrofia mamaria: con reducción de mamas, en el caso de que esto represente un problema como dolor de espalda, de hombros, etc.
-Reconstrucción de mama después de un cáncer.
-Cirugía reparadora tras un accidente: rinoplastia, reparación de cicatrices, etc.
-Melanomas y tumores cutáneos.
-Cirugía abdominal para eliminar úlceras o hernias.

Pero para conocer en detalle el coste de una póliza de este tipo es necesario hablar con la propia aseguradora. Ya que existen casos, y sólo si la prima de la póliza es muy elevada, en que las aseguradoras devuelven también los gastos de operaciones estéticas.

Así que atentos, para no estar desprevenidos en caso de siniestros de este tipo no hay mejor solución que dejarse aconsejar por vuestro médico de confianza, quien os ayudará a buscar soluciones. Y por otro lado, consultar a vuestra aseguradora las coberturas del seguro médico ajustándolo a vuestro perfil clínico.

Comparte este post:

Comparador de Seguros

Calcula el precio de tu seguro utilizando nuestro comparador de seguros. ¡Gratis y en sólo 3 minutos!

Recibe las novedades del Blog Asegurando

RSS es un formato que permite suscribirse de una manera sencilla y gratuita a los contenidos de un sitio web. Seguros.es te ofrece en formato RSS todas sus publicaciones del blog para estar siempre al día.

¡Inscríbete por RSS!