Publicado el Maria Ibañez

Coberturas de los seguros para móviles y tablets

Salir a la calle sin el móvil y no estar conectado durante varias horas es impensable para muchas personas. A los usuarios les aterroriza perder el smartphone, los bares sin cobertura en los que no pueden conectarse o quedarse sin datos en medio de un acontecimiento importante. Y es que se utiliza el teléfono móvil para casi todo, desde encontrar una dirección con Google Maps hasta despertarse por la mañana con la alarma.  

La dependencia tecnológica es tan fuerte que ha dado lugar a nuevos hábitos como el phubbing (ignorar a la persona que te acompaña) o enfermedades como la nomofobia. Este trastorno, propio de los países desarrollados, no es otra cosa que el miedo a estar sin el smartphone. Según la plataforma online Desconecta, un 77% de la población padece esta novedosa dolencia. Además, un informe realizado por Rastreator.com revela que tres cuartas partes de los españoles aseguran que no pueden vivir sin su móvil.

El miedo a que el smartphone sufra un percance y el elevado coste económico de cada dispositivo pueden provocar que muchos usuarios se decidan a contratar un seguro para teléfonos móviles que cubra los percances. Con esta póliza puedes proteger desde daños en el móvil como la habitual rotura de pantalla a un robo, todo depende de dónde asegures el terminal y las coberturas del seguro.

Coberturas habituales del seguro para móviles

Aunque no todos los seguros para teléfonos móviles son iguales, existen ciertas coberturas habituales en este tipo de pólizas.

Daños

La cobertura principal y más habitual de los seguros para teléfonos móviles o tablets es la de daños. Esta garantía cubre el terminal asegurado en caso de que se produzcan daños por una causa externa y accidental como, por ejemplo, la rotura del cristal de la pantalla si se cae el teléfono mientras lo utilizas. De esta forma, la compañía asume los gastos que suponga la reparación del dispositivo dañado: el coste de las piezas, la mano de obra y el envío y entrega del teléfono. Además, algunas pólizas prestan un móvil de sustitución mientras dura la reparación del móvil.

Por otro lado, si el smartphone no se puede arreglar o los costes de la reparación son superiores a su valor, las compañías suelen indemnizar al asegurado con una suma económica. Otras, incluso, le proporcionan un teléfono de iguales o similares características al siniestrado.

No obstante, la cobertura por daños no cubre el deterioro estético que pueda sufrir el teléfono móvil, como por ejemplo los arañazos en la pantalla por trasportarlo en el mismo bolsillo que las llaves.

Robo

No todas las compañías incluyen la cobertura de robo entre sus garantías principales. Algunas de ellas la incorporan como opcional en el condicionado de la póliza. El fin de esta garantía es cubrir la pérdida por robo del smartphone asegurado. La forma de indemnizar al asegurado puede variar de una póliza a otra, ya que unas pagan una compensación económica y otras le proporcionan un teléfono móvil de las mismas características o similar precio.

Normalmente la cuantía económica por la que se indemniza al asegurado es el valor venal del bien en el momento en el que se produce el siniestro. El valor venal corresponde al precio de venta que tendría el dispositivo en el momento en el que se produce su sustracción.

Hurto

Muy pocas compañías cubren el hurto en su seguro para teléfonos móviles. Es importante que el robo se diferencie del hurto, ya que el primero siempre va a implicar violencia, mientras que el segundo no. Por ejemplo, un robo se produce cuando te roban el bolso de un tirón o te dejas el móvil en un coche perfectamente cerrado y rompen la ventanilla. Por otro lado, hurto sería si lo dejas apoyado en la mesa de un restaurante y alguien pasa y lo coge aprovechando que estás despistado.

Llamadas fraudulentas

Algunos seguros para móviles que incluyen las coberturas de robo y hurto también suelen ofrecer garantías que cubren las llamadas fraudulentas que se realicen con el terminal si resulta sustraído. Normalmente suelen cubrir las que hayan tenido lugar entre las 24 y 72 horas después del robo, el tiempo que puede tardar el usuario en llamar al operador para bloquear la línea y realizar la denuncia del dispositivo.

No obstante, la cobertura suele tener impuesto un límite para las llamadas que se realicen, que suele variar entre los 1.000 y 2.000 euros, dependiendo de cada seguro.

Duplicado de la SIM gratuito

Cuando te sustraen el teléfono, también te roban la tarjeta SIM, sin la cual no podrás volver a establecer la línea de tu móvil con tu operador. Por ello, tras dar de baja la anterior, debes solicitar un duplicado. Este servicio tiene un precio, que no suele ser muy alto y varía entre los 6 y 10 euros. Sin embargo, si tienes un seguro, puede que incluya en la cobertura de robo el reembolso del precio de la tarjeta por sustracción del terminal.

Riesgos excluidos

Antes de contratar un seguro de teléfono Móvil o Tablet conviene saber qué coberturas están excluidas del condicionado del seguro. Por ejemplo, si tu terminal se estropea y no lo llevas al taller oficial del fabricante o si manipulas sus componentes y sufre daños, el seguro probablemente no se hará cargo de la indemnización.

Por otro lado, la cobertura de robo o de daños puede que no se aplique si traslada de forma inadecuada el teléfono móvil. Por ejemplo, si no se transporta en el equipaje de mano cuando se viaje en autobús, tren o avión y no está bajo la vigilancia directa, el seguro puede que no te lo cubra en caso de que desaparezca o se dañe. Las pólizas, tampoco suelen hacerse cargo de la pérdida de información o datos almacenados en la memoria del teléfono móvil.  

Franquicias

Muchas pólizas no sólo tienen una prima que se divide en 12 meses, sino que también tienen impuestas una serie de franquicias, un importe a cargo del asegurado que tendrá que pagar en caso de que el siniestro sea aceptado. Por ejemplo, si se rompe el teclado de tu smartphone y la compañía tiene establecido en su condicionado una franquicia de 30 euros para las averías, el asegurado tendrá que pagarlos para su reparación. Por ello, es recomendable que el usuario no sólo se fije en el precio del seguro, sino que también compruebe las franquicias, puesto que pueden subir sustancialmente el precio de la póliza en caso de accidente.

Compara antes de contratar tu seguro

Antes de contratar tu seguro para el móvil o la tablet es recomendable que te cerciores de qué coberturas son las que más te convienen. Además, debes fijarte en los precios y en las franquicias que te pueden imponer las compañías. Para elegir la mejor opción, lo mejor es comparar entre todas las pólizas, para ello puedes utilizar el Comparador de Seguros.es, con el que conseguirás ahorrar tiempo y dinero en la contratación de tu seguro. 

Comparte este post:

Comparador de Seguros

Calcula el precio de tu seguro utilizando nuestro comparador de seguros. ¡Gratis y en sólo 3 minutos!

Recibe las novedades del Blog Asegurando

RSS es un formato que permite suscribirse de una manera sencilla y gratuita a los contenidos de un sitio web. Seguros.es te ofrece en formato RSS todas sus publicaciones del blog para estar siempre al día.

¡Inscríbete por RSS!