Publicado el Raquel Jara Ribera

Dormir bien es un buen seguro
Lucio, desesperado por el escándalo que procedía de la calle, se levantó de la cama y abrió la puerta de su casa. El ruido de Roma se hizo aún más intenso: los clientes de la taberna de la esquina reían con fuertes carcajadas, un conductor de carro descargaban su mercancía indicando a voces el contenido de cada paquete, un grupo de personas bebidas le cantaban al dios Baco? Lucio apretó los puños y se contuvo. Volvió a cerrar la puerta e intentó dormir, pues faltaba poco para amanecer. La primera luz del día le despertó. Tras refrescarse la cara, se dirigió a la biblioteca donde trabajaba. Se encontraba muy cansado por la falta de sueño, por lo que no vio el carrito del vendedor de altramuces que se interpuso en su marcha, lo que le ocasionó un buen golpe en el codo. Dolorido, siguió caminando hasta entrar en la biblioteca. A lo largo de la mañana tuvo varios errores en su trabajo, y terminó la jornada enfadado con dos compañeros. Al caer el sol, se echó de nuevo en su cama, desesperado, rogando a los dioses que le permitieran dormir esa noche...

Disfrutar de un sueño reparador (lo que no tuvo Lucio), es fundamental para mantener nuestra salud, y evitar cualquier tipo de accidente. Dormir menos de 5 horas puede alterar nuestro cerebro, provocando irritabilidad, reacciones emocionales anormales, disminución de la capacidad intelectual, sensación de cansancio, pérdida de memoria, y de reflejos. Por ello, las personas que duermen habitualmente entre 4 ó 5 horas, tienen un 40% más de posibilidades de sufrir un accidente de tráfico, laboral, o en el hogar que las que duermen entre 7 y 8 horas". Más de un tercio de los accidentes de tráfico, se debe a la falta de sueño.

Los expertos indican que para que un sueño sea reparador, los adultos deben dormir sin ser interrumpidos, entre 7 y 8 horas al día, los recién nacidos de 16 a 18 horas, preescolares 11 ó 12 horas, y los adolescentes 10 horas. Las personas mayores de 70 años suele dormir sólo 6 horas, y con múltiples despertares. Además, tienen la necesidad de realizar pequeñas siestas durante el día (2-3 siestas, de unos 10-15 minutos de duración). La importancia de dormir sin ser interrumpidos ya se conocía desde la antigüedad, por ello los sibaritas (habitantes de la ciudad griega de Sibaris, fundada en el siglo VII a.C.), no tenían gallos, para que no les despertaran al amanecer.

Es normal tener una época en las que no podemos conciliar el sueño cuando lo deseamos, lo que se conoce como insomnio. Si lo padece, pruebe a realizar ejercicio físico (bastará con caminar durante 20-30 minutos 4-5 veces a la semana), acostarse y despertarse siempre a la misma hora, evitar leer en la cama (especialmente con un tablet de pantalla retro-iluminada), y no permanecer en ella si el sueño no llega en unos 30 minutos (levántese, realice alguna pequeña actividad por la casa, y vuelva a acostarse). Si con estas medidas no ha mejorado en 3 semanas, es aconsejable consultar con su médico.

Desde Seguros.es intentamos ponerle las cosas más fáciles y que una acción tan sencilla como es encontrar el mejor seguro para su coche, por ejemplo, no se convierta en una odisea o robe un segundo más de su tiempo. Es muy sencillo, no tendréis que preocuparos por nada más que descansar y conseguir los mejores y más reparadores sueños, mientras Seguros.es compara todos los precios y de las mejores compañías.

Comparte este post:

Comparador de Seguros

Calcula el precio de tu seguro utilizando nuestro comparador de seguros. ¡Gratis y en sólo 3 minutos!

Recibe las novedades del Blog Asegurando

RSS es un formato que permite suscribirse de una manera sencilla y gratuita a los contenidos de un sitio web. Seguros.es te ofrece en formato RSS todas sus publicaciones del blog para estar siempre al día.

¡Inscríbete por RSS!