Publicado el Maria Ibañez

Seguros para peluquerías y centros de estética

A los españoles les gusta cuidarse a pesar de la crisis económica. Es la conclusión que se saca al analizar el estudio de Stanpa, la Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética, donde se pone de manifiesto que se suele acudir a la peluquería una media de 4,5 veces al año.

No obstante, las peluquerías no son los únicos centros a los que los españoles suelen acudir para cuidarse. Centros de estética que realizan masajes, negocios de belleza que ofrecen tratamientos de hidratación de la piel… Existen infinidad de lugares que visitar cuando se necesita cambiar de look.

 

 

 

Responsabilidad Civil para peluquerías

En muchos centros se llevan a cabo técnicas como tratamientos del cabello o de la piel que pueden suponer una gran responsabilidad. El profesional, en el ejercicio de su actividad, puede ocasionar daños al cliente por los que tendría que responder. Por ejemplo, pueden producirse situaciones peligrosas para la salud del usuario como quemaduras por la aplicación errónea de un tinte o una reacción alérgica a un determinado componente de una crema.

Las peluquerías o centros de estética deben contratar, dependiendo de la Comunidad Autónoma, un seguro de Comercio con coberturas de Responsabilidad Civil como requisito para obtener la licencia de negocio por parte de las autoridades. Estas pólizas se encargan de cubrir con una indemnización económica el posible daño que se le pueda generar a un tercero.

La cobertura más corriente en las peluquerías y centros de estética es la de responsabilidad civil de explotación, que responde por las actividades propias de la empresa asegurada que se lleven a cabo dentro o fuera del recinto empresarial. Dentro de las personas cubiertas, también se incluyen los posibles daños que puedan causar los empleados mientras llevan a cabo sus labores.

En el caso de que no seas el dueño del local de la peluquería, se suele incluir en el seguro la Responsabilidad Civil Locativa. Esta cobertura te cubre como arrendador frente a los daños que puedas ocasionar en el local del propietario. Por ejemplo, si ocurre un incendio, explosión o te dejases el grifo abierto y causases daños en el local, esta garantía lo cubriría.

Por otro lado, la Responsabilidad Civil Patronal protege al propietario del negocio en caso de que sus trabajadores sufriesen lesiones o muriesen como consecuencia de un accidente de trabajo.

Costes judiciales y fianzas

Dentro de la RC para Peluquerías también se pueden incluir otras garantías como el pago de los costes judiciales del asegurado y las fianzas, así como el asesoramiento jurídico, en caso de que un cliente pueda denunciarte por la práctica de sus tareas profesionales.

Daños materiales

La cobertura por daños materiales es común en un seguro de Comercio. Entre otras cosas, cubre los daños que puedan ocasionar un incendio o una inundación en los bienes asegurados del local. También cubre las roturas de cristales, lunas, espejos, rótulos que se puedan provocar en el negocio donde se lleva a cabo la actividad profesional. Con esta garantía, la compañía aseguradora se encarga de amortizar los gastos que pueda conllevar la reparación de los bienes afectados.

Por otro lado, el seguro puede incluir una indemnización diaria por paralización de la actividad, en caso de daños que obliguen a detener la actividad durante unos días. De esta forma, se cubriría total o parcialmente las pérdidas económicas que se generasen.

Robo

La cobertura frente a robos suele estar incluida en la mayoría de seguros para comercios. En una peluquería puede haber dinero o productos y maquinaria de gran valor económico. Por ello, la cobertura de robo suele cubrir el dinero en efectivo y los cheques que se encuentren en la caja fuerte, así como el robo de productos y mobiliario. También cubre los bienes portados del asegurado, de sus empleados e incluso de los clientes en el interior del establecimiento.

Daños de la maquinaria

En gran parte de las peluquerías hay aparatos y artilugios para el desarrollo del trabajo diario como por ejemplo: secadores, planchas de pelo, rizadores, etc. Por ello, los seguros para este tipo de comercios pueden incluir coberturas que garanticen una indemnización en caso de que se produzcan daños internos en la maquinaria.

Compara tu seguro antes de contratarlo

No todas las empresas aseguradoras tienen los mismos seguros para los comercios. Además, sus coberturas suelen variar según las características del negocio que se quiere asegurar y los riesgos que implican. Por este motivo, conviene revisar las garantías que ofrecen las compañías para contratar el seguro que más se adapte a tus necesidades. Para ello, es recomendable comparar entre todas las compañías y cerciorarse de cuál ofrece los mejores servicios y precios. Si quieres ahorrar dinero y tiempo a la hora de buscar tu seguro de Comercio puedes utilizar el Comparador de Seguros.es

Comparte este post:

Comparador de Seguros

Calcula el precio de tu seguro utilizando nuestro comparador de seguros. ¡Gratis y en sólo 3 minutos!

Recibe las novedades del Blog Asegurando

RSS es un formato que permite suscribirse de una manera sencilla y gratuita a los contenidos de un sitio web. Seguros.es te ofrece en formato RSS todas sus publicaciones del blog para estar siempre al día.

¡Inscríbete por RSS!