Publicado el Maria Ibañez

Seguros para tiendas en Centros Comerciales

Los centros comerciales en los que se concentran cientos de tiendas no son un invento reciente. Ya en época del imperio romano, Trajano encargó la construcción de un centro cubierto para congregar a varias tiendas en un mismo espacio de Roma. Este primitivo centro comercial de seis plantas albergaba desde comercios de alimentos hasta oficinas. Más adelante, se construyeron otro tipo de superficies como el Gran Bazar de Estambul, que data del siglo XV, o el  BolshoyGostiny Dvor de San Petesburgo. Este último es original de 1757 y se considera uno de los primeros centros comerciales modernos.

Desde entonces, los centros comerciales han evolucionado mucho, así como las necesidades de las tiendas que se localizan en su interior. Aunque ya existen seguros para Comercios al por menor, puede que no incluyan todas las garantías que requieren los establecimientos de una superficie comercial.

¿Qué coberturas especiales requieren?

Los locales que se encuentran en centros comerciales están dentro de un recinto que comparten con otras tiendas. Un corte de luz o agua en toda la superficie comercial puede interrumpir su actividad. Por ello, las pólizas para tiendas dentro de centros comerciales suelen incluir ciertas garantías que contemplen el paro de la actividad del negocio por este tipo de riesgos. Además, pueden incluir una indemnización diaria por los beneficios perdidos.

Garantías por robo

Por otro lado, los centros comerciales suelen estar en el punto de mira de muchos ladrones que aprovechan cualquier descuido para robar.  Sobre todo los fines de semana, días en los que estas superficies reciben una mayor gran afluencia de público. Aunque los centros suelen aumentar la vigilancia durante los viernes y sábados, los cacos aprovechan los descuidos para robar. Según el Barómetro Mundial del Hurto en la distribución elaborada por The Smart Cube, el coste de la pérdida desconocida y la delincuencia en las tiendas españolas alcanzó los 2.487 millones de euros en el año 2014, un 1,33% del total de la facturación.

Con estas cifras, España se sitúa como el sexto país del mundo y el tercero de Europa con un mayor índice de pérdidas desconocidas. Entre los artículos más deseados por los amantes de lo ajeno se encuentran las tabletas y móviles en tiendas de tecnología, complementos de moda como las gafas, bolsos o lencería, botellas de vinos y cuchillas de afeitar.

Los comerciantes, además de optar por medidas de seguridad como detectores, cámaras o personal extra de seguridad, suelen contratar coberturas adicionales de robo en el seguro de su negocio. De esta forma, se garantizan indemnizaciones que cubran el robo de productos, efectivo en la caja de caudales, desperfectos por robo o tentativa, sustracciones de objetos en los escaparates e incluso la infidelidad de los empleados, que pueden utilizar su cargo para robar.

Exclusiones

Aunque casi todas las aseguradoras ofrecen coberturas por robo en el condicionado del seguro de Comercio, no todas las compañías cubren los hurtos. La diferencia entre uno y otro es que mientras en el primero se realiza por medio de fuerza o violencia, el segundo se puede llevar a cabo sin ella. Por ejemplo, si un dependiente se despista y se llevan un anillo expuesto en el mostrador al que se puede acceder sin ningún tipo de fuerza, se consideraría hurto.

Además, puede que algunas compañías aseguradoras no te dejen incluir una cobertura de robo en el seguro si tu negocio rebasa una determinada cantidad de dinero en artículos. Esto puede ocurrir en una joyería, peletería o relojería, ya que probablemente necesiten unas coberturas más específicas hechas a medida.

Coberturas comunes

Por otro lado, una tienda que se encuentra dentro de un centro comercial no deja de tener las mismas características que un negocio a pie de calle. Por ello, dentro del seguro de comercio se incluyen ciertas coberturas comunes.

Responsabilidad Civil

La Responsabilidad Civil (RC) es una de las coberturas más frecuentes en los seguros de Comercio. La RC más habitual es la de explotación, que protege a los empleados o propietarios de la tienda de los daños que puedan causar a terceros, durante el desarrollo de su trabajo.

Por otro lado, se encuentra la responsabilidad civil de productos, que protege al propietario del negocio de los daños personales o materiales que estén relacionados con la venta de un artículo. Por ejemplo, si se trata de una tienda de comestibles y un alimento está en mal estado, la indemnización por una posible gastroenteritis estaría cubierta por la póliza.

Por otro lado, la responsabilidad civil locativa es una cobertura que cubre al empresario si su negocio se encuentra en un local alquilado, algo muy común en los centros comerciales. Esta garantía le protege frente a los daños que pueda ocasionar en establecimientodel propietario. 

Dentro de los tipos de RC que se pueden contratar, también se encuentra la responsabilidad civil patronal, que protege al propietario del negocio en caso de que sus trabajadores sufriesen daños como consecuencia de un accidente de trabajo.

Daños materiales

Dentro de la cobertura de daños materiales se incluyen los perjuicios en el negocio producidos por siniestros como los incendios, explosiones, caídas de rayos o daños por agua. De esta forma, cubren los gastos de extinción y desescombro o los daños por humo.

Además, en los daños causados por agua, como por ejemplo las inundaciones, el seguro suele cubrir entre otras cosas la búsqueda y localización de averías que ocasionan el siniestro y los gastos de reparación de las tuberías averiadas. Si a causa de estos siniestros se produjesen roturas en el local, como, por ejemplo, los cristales, el seguro podría cubrir los rótulos, espejos de los probadores o las vitrinas expositoras.

Compara tu seguro antes de contratarlo

Antes de contratar el seguro de Comercio para tu negocio, es recomendable que compares las diferentes ofertas de las compañías y que no te quedes con la primera opción. Una herramienta muy eficaz para contratar la póliza que más se adapte a tu comercio es el Comparador de Seguros.es, con el que podrás ahorra tiempo y dinero. 

Comparte este post:

Comparador de Seguros

Calcula el precio de tu seguro utilizando nuestro comparador de seguros. ¡Gratis y en sólo 3 minutos!

Recibe las novedades del Blog Asegurando

RSS es un formato que permite suscribirse de una manera sencilla y gratuita a los contenidos de un sitio web. Seguros.es te ofrece en formato RSS todas sus publicaciones del blog para estar siempre al día.

¡Inscríbete por RSS!