Publicado el Marcos Acosta

Un acierto de vacaciones

A todos nos gusta acertar a la hora de elegir nuestras vacaciones, en cuanto a fechas y lugares. Con la cantidad de opciones que hay hoy día, no es nada fácil elegir.

Cada día hay más gente en nuestro país que le encanta viajar alrededor del mundo. Bien a destinos exóticos, bien a destinos no tan visitados, cada vez hay más personas que disfrutan conociendo otras culturas. El problema, en la mayoría de los casos, es el precio de estos viajes.

Suele ser muy importante realizar reservas con mucha antelación para conseguir precios asequibles para nuestros bolsillos, sin embargo, a pesar de ser previsores, puede seguir suponiendo un elevado montante.

La ausencia de virtudes psíquicas para adivinar el futuro, de la mayoría de nosotros, nos hace temer por la posibilidad de que un imprevisto nos haga perder esa gran inversión desembolsada para realizar nuestro añorado y soñado viaje.

No obstante, hay una forma de acertar seguro en las fechas y las circunstancias de nuestro viaje: el seguro de cancelación.

El ambiente laboral en nuestro país no es el idóneo. Por ello, es muy común que no sepamos si vamos a cambiar de trabajo, si nos van a renovar dado el precario contrato que tenemos o si puede ser que me despidan dada la situación económica actual.

A esto hay que añadir posibles situaciones personales que me impidan realizar el viaje planeado, como puede ser el fallecimiento de un familiar o una enfermedad propia.

Todos estos sucesos están enumerados entre las coberturas de la mayoría de los seguros de cancelación. Evidentemente, cuantos más gastos asegures, mayor será la prima a pagar.

En el plano laboral podemos encontrar coberturas como la incorporación laboral (que puede llegarse a considerarse hoy día una bendita desgracia), el traslado laboral forzoso o el despido.

Por otro lado, si situaciones personales como una operación quirúrgica o incluso la convocatoria para una mesa electoral o formar parte de un jurado, nos impiden llevar a cabo nuestros planes, podremos obtener el reembolso.

A su vez, también pueden cubrir la temida pérdida del pasaporte, que conllevará grandes trabas para continuar viajando fuera de Europa.

Estos son algunos de los numerosos supuestos que nos cubren este tipo de seguros. Cabe mencionar, que incluso en el desgraciado caso de tener que cancelar tu boda, estos seguros pueden reembolsarte gastos.

Parece que no hace falta predecir el futuro para acertar seguro.

Comparte este post:

Comparador de Seguros

Calcula el precio de tu seguro utilizando nuestro comparador de seguros. ¡Gratis y en sólo 3 minutos!

Recibe las novedades del Blog Asegurando

RSS es un formato que permite suscribirse de una manera sencilla y gratuita a los contenidos de un sitio web. Seguros.es te ofrece en formato RSS todas sus publicaciones del blog para estar siempre al día.

¡Inscríbete por RSS!