Publicado el Marcos Acosta

Vida saludable en el extranjero

Hoy día, dada la maravillosa salud de la que goza el mercado laboral español, muchos jóvenes de nuestro país se plantean salir al extranjero para buscar oportunidades.

Sin embargo, a principios de este año 2014, las altas instancias de nuestro país decidieron poner una traba más a la emigración de los españoles fuera de nuestras fronteras en busca de un trabajo negado en nuestra tierra: la posible pérdida del derecho a seguridad social.

Tras la aprobación de esta nueva ley, si un parado español pasa más de 90 días fuera del territorio nacional, perderá el derecho a seguridad social. No obstante, se deja la puerta abierta a poder acogerse a asimilados al alta, entre otras alternativas, en determinadas situaciones.

Esta situación, aboca a los jóvenes (o no tan jóvenes) que estén pensando en emigrar para intentar tener acceso a un futuro mejor, a informarse bien antes de tomar una decisión.

Debo advertir que, a continuación hablaré sobre el caso de que emigres a un lugar a buscar trabajo, no contratado previamente por una compañía, en cuyo caso no deberás preocuparte de seguros médicos.

Por ello, el primer factor importante a considerar será dónde ir a probar suerte: fuera o dentro de la UE.

En caso de que vayas fuera, lo primero que tendrás que observar son los requerimientos que tiene el país a la hora de conceder cada tipo de visa. Países como Canadá o Australia, te exigen que tengas un seguro internacional contratado, para la cobertura de gastos médicos en tu estancia en su país. Normalmente, la misma oficina de inmigración te recomienda un tipo de compañía y seguro determinado.

En el caso de que la opción escogida sea intracomunitaria, complica mucho menos las cosas. No obstante, antes de irse, se deberá recabar un gran volumen de información al respecto, ya que, cada país puede tener requerimientos distintos.

El ejemplo clásico de migración para los españoles, compitiendo fuertemente con Alemania actualmente, es Reino Unido. Es por ello que, voy a utilizar ese mismo ejemplo yo mismo. La pregunta es clara: ¿Qué requisitos debemos cumplir para tener acceso a la Seguridad Social?

En el caso británico, para pertenecer al llamado NHS (“National Health Service”) se debe demostrar que se ha decidido instalar de forma permanente en el territorio. Para ello, no sólo deberás tener la intención, sino el derecho a permanecer allí. En nuestro caso, al ser un país miembro de la Unión Europea, lo tenemos garantizado.

Tras cumplir los requerimientos, se tendrá acceso a la sanidad como cualquier otro ciudadano del Reino Unido, teniendo que hacer frente al pago de determinadas tasas.

Nadie dijo que emigrar fuera fácil…

Comparte este post:

Comparador de Seguros

Calcula el precio de tu seguro utilizando nuestro comparador de seguros. ¡Gratis y en sólo 3 minutos!

Recibe las novedades del Blog Asegurando

RSS es un formato que permite suscribirse de una manera sencilla y gratuita a los contenidos de un sitio web. Seguros.es te ofrece en formato RSS todas sus publicaciones del blog para estar siempre al día.

¡Inscríbete por RSS!