Te mostramos unos consejos para tu seguridad en moto

7 consejos

Tanto si coges tu moto a diario como si eres de los que disfrutan haciendo escapadas de fin de semana, la precaución es muy importante a la hora de conducir. Hemos reunido varios consejos que te ayudarán a ir más seguro con tu moto. 

1. Gira la cabeza

Mirar por los retrovisores es conveniente y muy importante, pero también es conveniente echar una mirada con un simple giro del cuello, pues te da una
perspectiva más real de tu alrededor. Además, si echas un segundo o tercer vistazo directamente o a los retrovisores cada vez que haces una maniobra, te ahorrarás con toda probabilidad de accidente.

2. Entrar en curva demasiado rápido

Las curvas son uno de los principales puntos de accidentes de moto, por lo que hay que tener cuidado cada vez que se acceda a una. Es más rápido y eficaz entrar más lento para salir luego más rápido, así como más factible aumentar la velocidad dentro de la curva que reducirla. Frena más suave al principio, y después modula la fuerza de tu mano derecha. Y siempre es mejor pasarte por frenar en exceso que no haber frenado lo suficiente. Nunca reduzcas apresuradamente porque la rueda trasera puede empezar un baile que te saque del camino que tú habías elegido

3. Aprende a utilizar los dos frenos

En frenadas, la parte delantera corre con la mayoría del trabajo, pero el trasero también es muy útil, sobre todo en la entrada de las curvas. Si en el primer instante de la frenada accionas el pedal del trasero, conseguirás que la moto quede más equilibrada al no pasar el peso hacia el tren delantero de forma brusca. Muy útil cuando circulas con acompañante o para timonear dentro de la propia curva.

4. En retenciones, sitúate a un lado

Si de repente vas con tu moto y encuentras caravana, colocándote a derecha o izquierda del coche podrás adelantar. Y si estás parado, embrague cogido, primera insertada y atento a los retrovisores, porque nunca se sabe lo que vendrá por detrás.

5. Conducción cuesta abajo

Cuando te encuentres en bajadas pronunciadas, sitúa tu peso lo más atrás posible para descargar peso del tren delantero. Así también tendrás más control sobre el manillar. Sujeta el depósito con tus piernas para no irte hacia adelante excesivamente, sobre todo en frenadas. Levanta la cabeza y la vista más que en conducción normal en recta. Adecua tu velocidad con más antelación al llegar a las curvas.

6. Con acompañante

Si se va acompañado, mejor ir al límite de la presión recomendada por el fabricante para reducir el sobreesfuerzo sobre el neumático trasero. La norma suele ser de 0,5 bares más. También es aconsejable incrementar la precarga de la suspensión trasera para evitar topes. Aun así, la distancia libre al suelo disminuirá. Tenlo en cuenta. Hay que enseñarle a pilotar al pasajero, que acompañe tus movimientos y que se sujete a ti o a las asas para evitar sustos al acelerar o frenar.

7. La postura idónea

Busca la posición que mejor se adapte a ti sobre la moto. No todos somos igual de altos, o tenemos los brazos igual de largos, etc. Cambia de vez en cuando. Quizá te sorprenda ver que vas más cómodo en otra postura y que estabas cogiendo malas costumbres. Es posible que así te canses menos y puedas estar más atento a la conducción.


    Comparador de Seguros

    Calcula el precio de tu seguro utilizando nuestro comparador de seguros. ¡Gratis y en sólo 3 minutos!