Cómo hacer que la gasolina te cueste menos

Publicado el

ahorro-combustible

Pese a la crisis y al plan PIVE, el precio de los vehículos no ha disminuido. Por este motivo, muchos ciudadanos lo piensan dos veces antes de comprar un coche nuevo, pues esto supone pagar una entrada, las mensualidades del vehículo, el seguro del coche, el aparcamiento…

Para conseguir un consumo menor en el combustible de los vehículos, empresas como Bosch han desarrollado funciones ampliadas, como el Start/Stop o el Control de Crucero Adaptativo (ACC). Estas funciones no son siempre caras, pues algunas de ellas vienen ya incluidas en los básicos de los coches. Veamos cuáles son los mejores sistemas de ahorrar en combustible en la actualidad.

La inyección directa es uno de los más comunes. Permite reducir el consumo y ahorrar un 12% de combustible, junto al downsizing y el turbo.

Otra forma es la transmisión continua variable CVT, que permite un ahorro del 7% del carburante. Sobre todo en rutas de curvas y cuesta arriba, las transmisiones automáticas, que asumen las maniobras del embrague y el cambio del conductor, ofrecen hasta 9 marchas/etapas, lo que deriva en una suave conducción con fuerza de tracción y revoluciones constantes. Y en tráfico urbano denso con retenciones, una caja CVT baja el gasto hasta un 7%.

En tercer lugar encontramos la función Start/Stop que, sin consumo en semáforos en rojo, ahorra como mínimo un 5%. Este es una de las tecnologías sin coste que encontramos ya de forma habitual, sin coste, tanto en los utilitarios como en las berlinas grandes. La mitad de los automóviles nuevos en Europa lo incluyen ya sin coste, desde utilitarios a grandes berlinas.

Otro desarrollo tecnológico que facilita el ahorro son los sistemas de propulsión alternativos, como el gas natural, que es rentable a partir de 7.000 km/año. Además, cuesta un 50% menos que la gasolina y emite un 25 por ciento menos de CO2.

Paralelamente, con la electrificación conseguimos un ahorro de hasta un 60% en combustible. En el caso de los híbridos el ahorro en el gasto es de entre un 15 y un 25%. Éstos son rentables desde el segmento compacto. Es más, los híbridos enchufables o plug-in, pese a ser mucho más caros, pero pueden reducir costes de energía hasta un 90% si el usuario los recarga de forma consecuente. Son muy adecuados para segmentos medios, SUV electrificados y deportivos.

La «conducción a vela» a vela es otra forma de ahorrar, en este caso, un 10% de combustible. Consiste en que el motor se apague durante la marcha y ruede por inercia. Una variación de éste es el Start/Stop con «conducción a vela», que permite conducir sin emisiones, de forma silenciosa y aerodinámica durante largas distancias. De esta forma ahorramos también un 10% en tráfico real. El motor se apaga de forma imperceptible rodando por inercia, por ejemplo cuesta abajo o cuando se va a parar. Si el conductor pisa el acelerador o el freno, el motor arranca de nuevo.

Por su parte, la navegación inteligente reduce la velocidad, por inercia, antes de llegar a una población. En el caso de la ultimada por Bosch, conecta en red datos de los mapas con la propulsión del vehículo. Ahorra hasta un 15%. Sobre la base de la ruta calculada previamente, el sistema de gestión del motor calcula dinámicamente la energía necesaria y lo controla de forma inteligente.

Por último, el Control de Crucero Adaptativo o ACC, ayuda a ahorrarhasta un 5%. El ACC ayuda al conductor a relajarse, manteniendo la velocidad deseada de forma constante, detectando a los coches que circulan por delante y manteniendo la distancia de seguridad. Ya se ofrece en algunos compactos como un extra. En el tráfico real puede ahorrar hasta un 5%.





La palabra del mes

Consorcio de Compensación de Seguros

Las aseguradoras no siempre cubren todos los riesgos. Existen casos especiales en los que las compañías no garantizan una indemnización ...
Leer más »