¿Qué es un seguro de comunidades?

Se trata de una adaptación de la póliza de hogar, aplicada a bloques de viviendas, chalets adosados o pareados, edificios de oficinas, edificios comerciales y parkings.

En el caso de comunidades, suele cubrir solamente los riesgos comunitarios (fachadas, tuberías en sus tramos comunes, etc.), aunque puede cubrir la totalidad de los riesgos en el caso de edificios con un único propietario.

Como curiosidad, se trata de uno de los ramos menos rentables para las aseguradoras, o más rentables para el cliente final.

Coberturas

    Las principales coberturas del seguro de comunidades y edificios son incendio, robo, daños por agua, responsabilidad civil o avería de maquinaria.

    1. Incendio

    Del mismo modo que el seguro de hogar, cubre la reparación del continente y contenido del edificio en caso de incendio, daños por rayo, etc.

    2. Robo

    Protege a los propietarios frente a los costes económicos del robo o del intento de robo. Cubre en todo caso las partes fijas del edificio (puertas, tuberías, etc.) y en algunos casos también los bienes muebles como elementos de adorno.

    3. Daños por agua

    El objeto principal de esta cobertura es indemnizar a la propiedad en caso de fugas de agua en tuberías comunitarias. Habitualmente incluye el coste de localización de la fuga, la mano de obra de reparación y los materiales. Opcionalmente, muchas compañías ofrecen la posibilidad de contratar la cobertura de filtraciones de agua, no procedentes de tuberías, sino del exterior.

    4. Responsabilidad civil

    Destaca porque, de forma general, considera a los vecinos y copropietarios como terceros frente a la comunidad y entre sí. Por ejemplo, si un vecino sufre un accidente porque una maceta le cae en el pie, podría ser indemnizado por la comunidad, aunque él sea parte de la misma.

Noticias seguros de comunidades