Boom del “segunda mano”

Publicado el



Ahora que la crisis se acentúa y contar con un vehículo propio comienza a ser casi un lujo, la venta de coches de segunda mano crece imparable mientras los vehículos nuevos descienden notoriamente. No en vano, las estadísticas apuntan que por cada 3 coches usados que se venden tan sólo uno nuevo es matriculado.

Más llamativa si cabe es la cifra de ventas de coches usados durante el mes de agosto, donde la mejora alcanza casi un 25% que el mes anterior. Del mismo modo, en los ocho primeros meses del año, las ventas de automóviles de segunda mano se elevaron a 1,064 millones, lo que representa una progresión del 12,1% en comparación con el mismo período del ejercicio precedente.

Tal y como informa la  Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto), tras analizar las estimaciones llevadas a cabo por la consultora MSI, en agosto se vendieron, concretamente, 2,8 automóviles de segunda mano por cada uno nuevo; algo inédito en nuestro país pero que, en cambio, seguiría las tendencias del resto de los mercados internacionales actuales.

En un momento de recesión económica, es el precio lo que condiciona la compra. Es por ello que la adquisición de un vehículo de segunda mano se ha convertido en la primera opción de la mayor parte de los españoles. Incluso algunos expertos y agentes del sector confirman las ventajas de esta nueva tendencia. Entre otros, el Director General de Autoescout24 España, Gerardo Cabañas, no duda en afirmar que “la compra de un coche usado es ahora la mejor opción”.

No en vano, muchos consumidores, movidos por el precio, deciden comprar vehículos con más de 10 años de antigüedad, llegando a representar este segmento casi el 50% de las ventas registradas en el mes de agosto, pensando también encontrar con este tipo de vehículos seguros más baratos.

 Otros de los productos que están teniendo gran éxito en estos momentos en el sector son los vehículos semi-nuevos y los de “kilómetro 0” que representan más del 30% de las ventas. Respecto al tipo de transacción, vemos como en el último ejercicio, las ventas entre particulares representaron el 55% del mercado de vehículos de ocasión, mientras que el 42,4% de las transacciones se llevó a cabo entre profesionales.

Ventas sin distintivo regional

El propio sector de venta de automóviles se plantea en estos momentos las consecuencias de adoptar o no el distinto regional en los coches. Según GANVAM, la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, la inclusión de un distintivo regional en las matrículas podría suponer un perjuicio para la venta de vehículos de segunda mano y ocasión.

Según GANVAM, desde un punto de vista estrictamente mercantil, un distintivo regional podría alimentar fobias basadas en rivalidades políticas, territoriales y hasta de carácter deportivo. ¿Esto mismo podría repercutir en el sector de los seguros?





La palabra del mes

Recibo de primas

El recibo de primas es el documento acreditativo que confirma que la entidad aseguradora reconoce haber obtenido del asegurado, por ...
Leer más »