¿Qué debes hacer cuando se produce un incendio en tu casa? En Seguros.es te lo contamos.

Los incendios domésticos son mucho más comunes de lo que nos pensamos. Por ello debemos saber cómo actuar en caso de que nos veamos inmersos en una de estas situaciones de riesgo. A continuación detallamos los principales pasos a seguir si se produce fuego en nuestras casas:

• La primera medida que hay que tomar es avisar al teléfono de emergencias 112. Por pequeño que pueda parecer el incendio no sabemos las consecuencias que puede tener, por lo que antes que nada debemos llamar a emergencias.

• Conocer las posibles vías de escape es muy importante para no desorientarnos. En este sentido, debemos conocer también la ubicación de extintores caseros y su manejo es fundamental.

• A la hora de actuar, después de llamar al 112 tenemos que cortar la corriente eléctrica y la entrada de gas. Así como retirar los productos combustibles o inflamables próximos al fuego. Esto es básico para evitar la propagación del fuego y disminuir riesgos.

• Si el fuego es pequeño y se puede controlar intente apagarlo, pero siempre situándose entre el fuego y la vía de escape. En esta acción no utilice agua cuando pueda alcanzar instalaciones eléctricas ni cuando el incendio es de líquidos inflamables (aceite, gasolina, etc.). Si ve que no puede apagarlo, no corra riesgos inútiles, busque un lugar seguro y abandone la zona.

• Al abandonar el lugar incendiado: Cierre las puertas al salir, gatee si hubiera humo y no empuje a otros afectados. Tampoco haga uso de los ascensores como vía de evacuación ni se detenga hasta situarse suficientemente lejos del lugar del siniestro y no entorpezca la salida de otras posibles personas afectadas.

• Si se da el caso de no poder abandonar la vivienda por el fuego, enciérrese en una habitación, tape las ranuras de la puerta, preferiblemente con trapos mojados para evitar que entre humo y hágase ver por la ventana.

• Si se incendia su ropa, no corra. Túmbese en el suelo y ruede sobre sí mismo. Igualmente, si observa a alguien a quien se le ha prendido la ropa, tiéndalo en el suelo y cúbralo con una manta o similar grande y apriete hasta extinguir las llamas. Si se incendia el cabello, hay que tapar la cabeza rápidamente con un trapo húmedo.

    Comparador de Seguros

    Calcula el precio de tu seguro utilizando nuestro comparador de seguros. ¡Gratis y en sólo 3 minutos!