Seguros > Seguros de coche > Coberturas del seguro de coche

Coberturas del seguro de coche

 

1. Responsabilidad Civil Obligatoria

La responsabilidad civil es la obligación que recae en el conductor culpable de indemnizar o satisfacer un capital por el daño ocasionado. La asume la compañía aseguradora y se encarga de:

Daños corporales: el seguro del conductor debe abonar los gastos de los daños corporales causados todas aquellas personas distintas del conductor culpable. La regulación de la UE exige que las compañías cubran hasta 70 millones de euros.

Daños materiales: por materiales se entienden animales, casas, otros vehículo, etc. Es decir, todo lo que no son personas. La compañía del conductor culpable es la que asume el gasto de la indemnización, con un máximo de 15 millones de euros.

Asistencia sanitaria: la compañía aseguradora del conductor culpable se encarga de cubrir las facturas médicas producidas por los daños físicos a las víctimas, como medicamentos, facturas hospitalarias, etc. Además, si tu compañía pertenece al convenio CIDE/ASCIDE (LINK DICC) también estará cubierto el conductor culpable.

Gastos de sepelio: cuando un conductor ocasiona un accidente y hay muertos, la compañía aseguradora del conductor culpable se hace cargo de pagar los gastos del entierro de la víctima siguiendo las costumbres del lugar de origen del fallecido.

2. Lunas

Son las ventanas del coche, tanto de las puertas como delantera y trasera y, habitualmente, las compañías incluyen también el techo solar. Garantiza el valor de las lunas y su colocación. No suele incluir faros, espejos, intermitentes u otros objetos de cristal. Cuando contratamos un seguro de lunas, estamos incluyendo automáticamente la cobertura de daños propios consorciables, que supondría la reparación de daños producidos al vehículo por factores extraordinarios y que asume el Consorcio de Compensación de Seguros.

3. Robo del vehículo y sus accesorios

La compañía se compromete a indemnizar al asegurado en caso de robo del vehículo. Este tipo de indemnizaciones incluyen habitualmente:

Robo del vehículo: 100% de su valor en el momento del robo

Robo de piezas fijas del vehículo: 100% de su valor de nuevo

Robo de batería/ neumáticos: 100% de su valor en el momento del robo

Daños a causa del robo (p.e. cerraduras): 100% del importe de la reparación

A estas coberturas básicas del seguro de robo pueden añadirse otras como la inclusión automática de la totalidad de accesorios, objetos en el vehículo, etc.

4. Accidentes

También conocido como seguro del conductor o de ocupantes. Cubre toda lesión corporal al asegurado o persona ocupante del vehículo por motivo de un accidente de circulación. En este caso se satisface un capital por muerte, invalidez o curación, y que es adicional al percibido por la responsabilidad civil del conductor culpable.

5. Asistencia en viaje:

Garantiza prestaciones asistenciales para personas y vehículos. Entre ellos, la repatriación o transporte de heridos, enfermos o fallecidos, gastos médicos y quirúrgicos o gastos de alojamiento. En el caso de los vehículos, se encarga de remolcarlos en caso de avería o accidente, ofrecer servicio técnico, trasladarlo, enviar piezas de recambio, etc.  

6. Vehículo sustitución

El vehículo de sustitución es una opción complementaria que ofrecen algunas compañías durante un tiempo determinado con motivo de un siniestro a causa de daños e incendio, robo o reparación del vehículo. 

7. Daños propios

Este seguro cubre los daños efectuados al vehículo asegurado de forma accidental, esté el coche en circulación o en reposo y siempre que el daño lo produzca una causa externa. Este tipo de siniestros suelen ser debidos a incendios o explosiones, choque, vuelco o caída del vehículo, hundimiento de terrenos, etc.

Existen dos formas de contratación para estos seguros:

Cobertura sin franquicia: La compañía asume la totalidad de los daños y el asegurado no debe pagar nada.

Cobertura con franquicia: El asegurado estipula un importe mínimo hasta el que la compañía aseguradora no deberá indemnizar ninguna cantidad. De esta forma, la compañía evita indemnizar pequeñas reparaciones lo que reduce sensiblemente el precio del seguro.

8. Otras coberturas

Defensa penal, fianzas y reclamaciones

La compañía aseguradora asume la defensa personal del conductor y del propietario del vehículo, así como el pago de las tasas judiciales. Por otro lado,la correduría deposita el valor de la fianza para garantizar el pago de las costas o la libertad provisional, siempre que esté dentro de la cantidad estipulada en las condiciones particulares. En nombre del asegurado, la compañía garantiza la reclamación al tercero responsable, ya sea de forma amistosa o judicial.

Seguro de subsidio por privación temporal del permiso de conducir

En caso de retirada temporal del permiso de conducir, el asegurado puede negociar con la compañía una cantidad mensual para gastos de desplazamiento.

Préstamo de reparación

Esta cobertura permite al asegurado recibir un préstamo para abonar el importe de la reparación de los daños. Estos préstamos se conceden cuando el importe a reparar tiene un mínimo de 600€. El máximo establecido es, generalmente, de 6000€ y el periodo de devolución del préstamo de 36 meses.

Libre elección de taller

Las compañías tienen convenios con una amplia selección de talleres mecánicos. No obstante, muchas ofrecen la posibilidad de que sea el asegurado el que elija el taller al que quiere llevar su vehículo. Dependiendo de la compañía, el coste de la reparación lo paga la aseguradora directamente al taller o lo paga el asegurado y la correduría se lo reembolsa posteriormente.

Comparador de Seguros

Calcula el precio de tu seguro utilizando nuestro comparador de seguros. ¡Gratis y en sólo 3 minutos!