¿Cómo cambiar la rueda de un coche?

Si alguna vez has tenido que cambiar las ruedas de un coche sabrás que es una tarea que no es nada sencilla. Por eso ponemos a tu disposición esta guía, en la que te indicamos los 10 pasos que debes seguir, independientemente de las circuntancias en las que te encuentres:

1- Colocar el coche en una zona segura, llana y que no deslice.

2- Siempre debemos ponernos el chaleco reflectante de seguridad, encender las luces de emergencia y colocar los triángulos a unos 50 m de donde está el coche. .

3- Para levantar el coche, éste debe estar primero vacío de pasajeros. En el maletero suele estar el gato, junto con las herramientas para aflojar las tuercas, una rueda de repuesto (según modelos), guantes…

4- Ahora toca determinar si nuestro coche es de tracción delantera o total. En ese caso, debes insertar una marcha para que el motor bloquee la rueda (obviamente apagado).

5- Pon el gato, aunque no lo levantes todavía. Para montarlo debes tener en cuenta que la base debe estar sobre una superficie lisa y que no se hunda, y si esto no es posible, hay que ayudarse con una piedra, ladrillo u objeto muy resistente. El punto de apoyo con el coche no es cualquiera, hay que mirar en los bajos un lugar donde encaje perfectamente. El punto puede estar señalizado con unas flechitas pequeñas.

6- Las tuercas de la rueda suelen ir muy apretadas, pero son más fáciles de quitar si no hemos elevado el coche. Utiliza la herramienta para aflojarlas, pero todavía no las saques del todo. Verás que necesitarás emplear mucha fuerza. Tómatelo con calma.

7- En este momento puedes empezar a elevar el coche hasta el nivel en que la rueda pinchada quede suspenida en el aire. Ahí es cuando podrás quitar las tuercas y retirar la rueda. Cuidado con el peso, a veces las llantas son muy grandes y pesan mucho. Sacas la rueda de repuesto de la zona inferior del vehículo y guardas en su lugar la rueda pinchada.

8- Ahora es el momento de poner la rueda de repuesto, para la cual te puedes ayudar del pie para mantenerla en su sitio. Colocas los tornillos, siendo conveniente comenzar por alguno de abajo. Una vez colocados, los apretamos en forma de X. No obstante, hay que tener mucho cuidado con apretar en exceso los tornillos, ya que podrían partirse, sobretodo si usamos el peso de nuestro cuerpo para ayudarnos.

9- Una vez realizada toda la operación recogemos las herramientas, la rueda y los triángulos si los hemos usado. Es recomendable pasar por una gasolinera y comprobar la presión de la rueda de repuesto para garantizar que es la correcta y que circulamos de forma segura.

10- Las ruedas de repuesto suelen llevar una pegatina con un número. Este suele ser 80 e indica el límite de velocidad de uso de esa rueda, por lo que no debemos sobrepasarlo.

    Comparador de Seguros

    Calcula el precio de tu seguro utilizando nuestro comparador de seguros. ¡Gratis y en sólo 3 minutos!