Detalles: ¿Qué es un seguro de furgoneta?

Un seguro de furgoneta comercial, como el de cualquier vehículo, es un contrato por el que el asegurado protege su patrimonio frente a accidentes en los que el conductor de su vehículo resulte culpable. Habitualmente, el riesgo sobre su patrimonio puede tomar la forma de costes de responsabilidad civil por causar daños a terceros o por causar daños al propio vehículo. El seguro permite que estos costes sean pagados por la aseguradora y no por el asegurado.

El seguro de vehículos comerciales es un seguro multirriesgo, es decir, que incluye diferentes tipos de seguros dentro de una misma póliza. Por esa razón, suele ser complejo de entender en su totalidad. Aquí os damos unas pautas básicas que os ayudarán a entender bien de qué se trata.

En primer lugar, es importante saber que la base del seguro de vehículos comerciales es la cobertura de responsabilidad civil, que es obligatoria en toda la Unión Europea aunque la furgoneta no circule. Esto es así porque, en esencia, se trata de un contrato diseñado para proteger a las víctimas ocasionadas por un accidente de automóvil.

Asimismo, en el afán de satisfacer las necesidades del cliente, las aseguradoras ofrecen habitualmente un amplio abanico de coberturas opcionales. Por ejemplo Daños Propios, Robos, Lunas, Asistencia, Defensa Jurídica, etc.

En las siguientes pestañas podréis encontrar los tipos de seguros de furgoneta que hay en el mercado, así como los condicionantes de su precio y las coberturas que ofrecen.

Tipos de seguro de furgoneta

  • A terceros

    Este seguro cubre la responsabilidad civil del conductor frente a una tercera persona, pero no los daños personales ni materiales que el conductor o su coche sufran cuando el conductor sea culpable de ese accidente.

    En este caso, no cubre los daños sufridos ni por el vehículo asegurado, ni por el conductor del mismo, aunque sí lo hace con el resto de ocupantes, que también son considerados como terceros. Además, habitualmente incorpora el seguro del conductor y la asistencia en carretera.

  • A terceros ampliado

    Es la solución intermedia entre los seguros de coche a terceros y a todo riesgo. Son un poco más caros que los seguros a terceros básicos e incluyen la reparación/sustitución de lunas, robo parcial o total del vehículo, e incendio.

    De este modo, por poco dinero más, se cubren los incidentes más comunes y es una buena forma de completar el seguro obligatorio.

  • A todo riesgo

    Se llama así porque, además de cubrir los daños a terceros, cubre también los daños propios, es decir, el coche. No hay un modelo estándar, pues cada compañía tiene sus propios seguros a todo riesgo.

    Asimismo, el asegurado puede optar por un seguro a todo riesgo con o sin franquicia. En el caso de optar por la franquicia, obtiene las mismas coberturas con la diferencia de que, en caso de accidente, el asegurado deberá pagar una parte fija de los gastos por daños producidos a su coche, establecida en la póliza, lo que supondrá que la compañía y el asegurado comparten los riesgos.

    Este seguro es poco frecuente en furgonetas comerciales, ya que son vehículos en los que se prima la funcionalidad más que la estética.

Actualidad Seguros de furgonetas

  • - Desde los diferentes ayuntamientos de España, y desde la DGT se continúa con la instalación y puesta en servicio de nuevos radares. ¿Conoces los diferentes tipos que hay? ¿Sabes para que sirven?

  • - ¿Cómo se decide quién es el culpable de una accidente? Cuando dos vehículos colisionan, o sufren algún tipo de accidente, es conveniente rellenar el parte amistoso. ¿Por qué? Porque de esta forma se pueden aplicar los convenios CIDE/ASCIDE y acelerar todo el proceso. Infórmate aquí de como deciden quién es el culpable