Información para comprender la “letra pequeña” de la póliza

El contrato de seguro o póliza  debe contener, como mínimo, los siguientes datos:

  • Los nombres y domicilios de las partes. En este apartado se deben incluir todos los datos del tomador, entre otros datos personales es importante incluir el domicilio habitual para poder ser contactado con rapidez su fuera necesario. Muy importante incluir también la fecha de matriculación y otros datos de nuestro vehículo.
  • El interés o la persona asegurada, que generalmente será el conductor.
  • Los riesgos asumidos.
  • El momento desde el cual estos se asumen y el plazo. En este sentido, es fundamental especificar la vigencia del contrato, así como la fecha de caducidad del contrato y de vencimiento de la póliza.
  • La prima y en la forma de pago, especificar si se prevé el fraccionamiento del pago
  • La suma asegurada.
  • Las condiciones generales del contrato.

De acuerdo con esta enumeración las pólizas constan de dos partes. En la primera se insertan las cláusulas particulares del contrato. En la segunda figuran las condiciones generales del seguro del que se trate. Estas condiciones son uniformes para todos los contratos, se incluyen al dorso de la póliza y deben ser aprobadas por la Superintendencia de Seguros de la nación. En ocasiones, puede que la póliza presente también información previa.


Otras informaciones:

Comparador de Seguros

Calcula el precio de tu seguro utilizando nuestro comparador de seguros. ¡Gratis y en sólo 3 minutos!