Publicado el Raquel Jara Ribera

Accidentes en el ascensor

Cuando nuestro ascensor sufre una avería, lo primero que debemos hacer es mantener la calma. Y tener la certeza de que el ascensor no se va a caer, puesto que las medidas de seguridad de que dispone son numerosas y completamente efectivas. La segunda es que nunca le va a faltar el oxígeno dentro de la cabina, puesto que se diseñan para que circule el aire estando detenidos.

Por último, nunca tiene que intentar salir de la cabina si el ascensor se ha quedado detenido entre dos pisos. Deberá esperar a que la empresa de mantenimiento o los bomberos le rescaten, ya que el riesgo de caída por el hueco o de lesiones graves por atrapamiento si el ascensor se pone en marcha puede costarle la vida.

Tras estas recomendaciones y como ya hemos dicho, además de ser usado desde la antigüedad, es el medio de transporte más seguro. Pero fue en 1857 cuando se instaló el primer ascensor moderno con un mecanismo de seguridad eficaz. Aún así, en ocasiones, pueden provocar accidentes que en la mayoría de los casos son producidos por un error humano.

Estos errores se deben fundamentalmente a fallos en el proceso de mantenimiento o al intentar salir de la cabina del ascensor cuando ésta se encuentra parada por avería entre dos plantas. Los responsables de mantenimiento corren el riesgo de caer al hueco del ascensor, en cuyo caso las lesiones pueden ser mortales o muy graves. O incluso, arrastrar al vacío a otra persona que intenta ayudar a salir de la cabina. Otro accidente menor, pero frecuente, es tropezar y caerse cuando se sale de la cabina, por quedarse esta a un nivel inferior al suelo.

Ahora bien, ¿se indemnizan los daños personales por los este tipo de accidentes? Sí, en todo caso. Ya que quedan cubiertos por el seguro de la empresa del ascensor, el de la comunidad de propietarios o el seguro personal de accidentes, si se tiene contratado. Desde el punto de vista pericial, cuando se valoran los daños personales derivados de un accidente de ascensor, se suele utilizar el mismo baremo que cuando se ha sufrido un accidente de tráfico.

Un accidente de ascensor puede considerarse también un accidente de trabajo. Es decir cuando el trabajador sufre un accidente cuando va o vuelve del trabajo, o desempeñando su tarea dentro o fuera de la empresa. Serían por tanto accidentes  in itinere o en misión, respectivamente. Si al trabajador le quedan secuelas, podría ser indemnizado por su mutua laboral acorde al baremo de Lesiones Permanentes No Invalidantes. Y además, por el seguro del ascensor mediante el Baremo de Accidentes de Tráfico.

Como última recomendación para cerrar este post que nos descubre un mundo en que seguramente alguna vez hayamos pensado mientras subíamos cargados con la bolsa de la compra: No lo utilice si hay un incendio en su edificio o se produce un terremoto.

Comparte este post:

Comparador de Seguros

Calcula el precio de tu seguro utilizando nuestro comparador de seguros. ¡Gratis y en sólo 3 minutos!

Recibe las novedades del Blog Asegurando

RSS es un formato que permite suscribirse de una manera sencilla y gratuita a los contenidos de un sitio web. Seguros.es te ofrece en formato RSS todas sus publicaciones del blog para estar siempre al día.

¡Inscríbete por RSS!