Publicado el Dolores Moret

Cómo asegurar máquinas expendedoras

Existen máquinas expendedoras que venden productos de todo tipo. Desde las típicas que ofrecen refrescos, sándwiches o golosinas a las más curiosas que expenden lingotes de oro en Dubái, cupcakes y caviar en EE.UU o corbatas en Japón. Hoy en día las máquinas de vending sirven para vender cualquier cosa y son muy útiles si tienes una urgencia o no tienes mucho tiempo en tu día a día, ya que normalmente funcionan 24 horas los 7 días de la semana.  

En un principio se podría pensar que son un invento moderno, no obstante, su origen se remonta a la antigüedad. La primera máquina de la que se tiene constancia servía para dispensar agua bendita en los templos del antiguo Egipto. El artefacto, que fue inventado por Herón de Alejandría, funcionaba con monedas que se introducían y activaban un mecanismo interior que servía el agua.

No obstante, no fue hasta los años sesenta cuando se empezaron a popularizar en el mundo entero por vender vasos de café. Tanto se ha extendido este tipo de dispositivos, que según cifras de la Asociación de Proveedores de Vending de España, existen más de 300.000 máquinas en España.

Si estás pensando en poner una máquina de vending en tu empresa o quieres montar tu propio negocio, debes saber que estas máquinas pueden necesitar, dependiendo de dónde se instalen, un seguro de Responsabilidad Civil (RC) para poder funcionar, que cubra los posibles daños que pueda generar a terceros.  

Seguro de Responsabilidad Civil

 El seguro de Responsabilidad Civil cubre cualquier daño que las máquinas expendedoras o sus empleados puedan causar a terceros. Por ejemplo, si la máquina sufre un cortocircuito e incendia un local, el seguro cubriría el siniestro. En ciertos casos, la RC puede ser obligatoria y exigida por los clientes o responsables del local en el que se instale.

Este tipo de póliza suele cubrir riesgos como el incendio, la explosión o los daños por agua. Además, dependiendo de la aseguradora, se pueden incluir coberturas como el almacenamiento o transporte de las mercancías y las operaciones de carga y descarga del contenido de la máquina.

Por otro lado, dentro de la RC también se pueden incluir riesgos como los daños que puedan producir los productos vendidos por la máquina expendedora a terceros. Por ejemplo, si se vende un sándwich en mal estado y le produce una gastroenteritis a un cliente. No obstante, puede que para que el seguro te cubra, te exija que el defecto que sufra el producto haya sido originado en el proceso de fabricación, almacenamiento, etiquetaje y rotulación del producto y no por inadecuada conservación  en el interior de la máquina.

Seguros multirriesgos

Además de la póliza de RC, algunos propietarios de negocios de vending, deciden asegurar las máquinas con seguros de comercio multirriesgos, que incluyen diversas coberturas como el robo o los daños. No todos son iguales, ya que dependen de la aseguradora, pero suelen coincidir en ciertas coberturas habituales.

Cobertura de daños materiales

Este tipo de pólizas pueden resultar muy útiles, sobre todo en comercios abiertos las 24 horas, ya que si tienes contratada la garantía de daños, el seguro puede cubrirte los desperfectos que puedan sufrir las máquinas a causa de actos de vandalismo. Además, esta cobertura también te podría proteger en caso de un incendio o inundación del local. Este tipo de siniestros pueden tener un coste de reparación muy alto, por lo que contratar la póliza con este tipo de cobertura puede resultar muy beneficioso para el propietario. Además, la póliza que tengas contratada puede incluir una indemnización por las pérdidas económicas que pudieses sufrir si se tuviese que paralizar la actividad diaria del negocio.

Cobertura por robo

Por otro lado, el seguro también puede incorporar coberturas por robo. En caso de que se sustraigan cantidades en metálico o el robo de productos, la compañía aseguradora se haría cargo de indemnizar al asegurado por el daño que se le haya provocado.

Daños en la maquinaria

La póliza que se contrate también puede tener incluida una cobertura de la maquinaria que garantice al asegurado una indemnización económica por daños internos. En este punto, hay que tener en cuenta que suelen ser aparatos costosos, y que una reparación puede suponer un gran desembolso de dinero. Por ello, la cobertura de daños en la maquinaria puede resultar muy útil.

Comparar antes de contratar tu seguro

Existen muchos tipos de seguros de RC, tanto para autónomos como para empresas, además de una gran variedad de pólizas multirriesgos para los comercios. Para encontrar el seguro que más se adapte a tus circunstancias, es importante que antes de contratarlo compruebes todas las garantías y precios que ofrecen las diversas compañías aseguradoras. Para ello, puedes utilizar el Comparador de Seguros.es, con el que podrás ahorrar tiempo y dinero. 

Comparte este post:

Comparador de Seguros

Calcula el precio de tu seguro utilizando nuestro comparador de seguros. ¡Gratis y en sólo 3 minutos!

Recibe las novedades del Blog Asegurando

RSS es un formato que permite suscribirse de una manera sencilla y gratuita a los contenidos de un sitio web. Seguros.es te ofrece en formato RSS todas sus publicaciones del blog para estar siempre al día.

¡Inscríbete por RSS!