Publicado el Dolores Moret

Cómo asegurar un food truck

Los food truck se han puesto de moda. Tras pasar por festivales gastronómicos, conciertos o fiestas de pueblo, las furgonetas de comida se han impuesto entre los foodies. Y es que estos puestos ambulantes de comida sobre dos ruedas difieren de lo que hasta ahora conocíamos como street food o comida callejera. Lejos de parecerse a esas paradas de feria con olor a refrito, los food trucks presentan un aspecto muy cuidado, algunos de ellos incluso están decorados con un aspecto vintage, luces y colores que invitan a acercarse o sacarles una foto para compartirla con tus seguidores de Instagram. Sin embargo, lo mejor de todo es el producto. Normalmente no se vende comida basura, si no bocadillos gourmet, muffins elaborados, perritos calientes reinventados por cocineros, o helados con sabores innovadores. Esta forma de restauración está invadiendo las redes sociales de los españoles y atrae cada vez más a los amantes de la comida susceptible de ser fotografiada.

Tal es la revolución que se está viviendo con los food trucks que cada vez son más los pequeños empresarios que deciden comenzar su pequeña andadura en la hostelería de esta forma. Además, muchos restaurantes conocidos aprovechan el filón de las ferias gastronómicas al aire libre y plantan su camión con sus creaciones más atrayentes en parques y jardines. Este tipo de "paradas" no dejan de ser establecimientos o locales ambulantes que tienen que cumplir la normativa de la ciudad en la que van a establecerse. Y es que para arrancar el negocio legalmente se necesita cumplir con la normativa de transporte, sanitaria, urbanística y fiscal y con otros requisitos como poseer el carné de manipulador de alimentos, pagar tasas municipales y pedir permiso a los ayuntamientos para situarse en un lugar u otro de la ciudad. Además, el seguro de Responsabilidad Civil es obligatorio para este tipo de vehículos.

Responsabilidad civil para food trucks

El food truck, además de ser un puesto de comida, es un vehículo a motor, por lo que debe tener un seguro de Responsabilidad Civil Obligatoria, según establece la legislación. Sin este seguro no podrás obtener la licencia requerida por el ayuntamiento de la ciudad que regula el evento al que asistas. Además, como cualquier otro vehículo, puede tener otras coberturas como la responsabilidad civil voluntaria o los daños propios. No obstante, si el puesto de comidas que vas a emplear es un remolque o caravana, debes saber que hasta los 750 kilos no estás obligado a contratar un seguro de Responsabilidad Civil, según el Reglamento del seguro obligatorio de responsabilidad civil. De esta forma este vehículo no motorizado pasará a estar cubierto por el seguro de Coche siempre y cuando cumpla los requisitos de la aseguradora de éste. Para ello, debe compartir la matrícula con el coche.

Pero la furgoneta no es sólo un vehículo a cuatro ruedas, sino que además, puede tener instalada una cocina, con útiles como un horno, freidora, nevera, etc. Además, en ella hay trabajadores y se realiza comida, por lo que es, en resumidas cuentas, un pequeño restaurante portátil, que tiene que contar con unas garantías que cubran la responsabilidad civil de negocio, entre la que se encuentra la patronal, la de explotación y la de productos. La primera de ellas, se refiere a los perjuicios que puedan sufrir los empleados mientras se encuentren trabajando en el negocio, mientras que la responsabilidad civil de explotación es la que la empresa tendría que afrontar como consecuencia directa del desarrollo de su actividad empresarial. Es decir, si un cliente sufriese un percance en el establecimiento, podría reclamar al comercio.

Por otro lado, la cobertura de responsabilidad civil de Productos cubriría frente a la reclamación de un tercero que haya sufrido un perjuicio por el producto que se ha vendido. Es decir, si un cliente sufriese una intoxicación a causa de la comida, el empresario estaría cubierto mediante esta póliza.

¿Qué incluye la póliza?

Una opción a la que pueden recurrir los dueños de food trucks es a contratar seguros específicos para el negocio. Este tipo de pólizas, además de incluir la cobertura de responsabilidad civil requerida, incluyen otro tipo de garantías importantes para el propietario. Entre ellas se encuentran las coberturas de incendio o de robo. Además, puede incluir daños como la rotura de cristales y metacrilatos, desperfectos por agua, por robo y vandalismo e incluso algunos servicios como la asistencia y defensa jurídica o la reclamación de daños.

Compara tu seguro para food trucks

Si estás buscando un seguro para tu food truck, debes fijarte en las coberturas y máximos que impone cada aseguradora, ya que no hay dos pólizas iguales. Para ello, debes comparar los seguros y quedarte con el que mejor se adapte a tu negocio. Puedes utilizar el comparador de Seguros.es con el que podrás obtener la mejor póliza para tu food truck en poco tiempo.

Comparte este post:

Comparador de Seguros

Calcula el precio de tu seguro utilizando nuestro comparador de seguros. ¡Gratis y en sólo 3 minutos!

Recibe las novedades del Blog Asegurando

RSS es un formato que permite suscribirse de una manera sencilla y gratuita a los contenidos de un sitio web. Seguros.es te ofrece en formato RSS todas sus publicaciones del blog para estar siempre al día.

¡Inscríbete por RSS!