El estrés al volante es masculino

Publicado el



A algunos, como reza el eslogan de una famosa campaña de publicidad “les gusta conducir” pero para otros puede ser una auténtica tortura y un motivo de estrés, especialmente cuando hay mucho tráfico. Quienes más pierden los nervios conduciendo son, tal y como revela un estudio llevado a cabo por la marca de navegadores Tom Tom, los hombres. Curiosamente son ellos quienes se estresan hasta siete veces más que las mujeres cuando les toca enfrentarse al tráfico denso.

Diversas pruebas llevadas a cabo en este curioso estudio se han encargado de medir el nivel de estrés psicológico al que se someten los conductores a través de la saliva. Los resultados obtenidos demuestran que las féminas acusan un aumento del estrés al conducir en carreteras colapsadas por el tráfico en un 8,7%. Ellos, en cambio, ven como sus niveles poco saludables de estrés se disparan hasta un 60% más. Los responsables del estudio señalan que las mujeres, frecuentemente, pueden resolver una situación de estrés, mientras que los hombres, la mayoría de las veces, reaccionan de manera violenta.

Éstos son datos más que significativos y que sin duda alguna pueden tener sus consecuencias directas sobre el porcentajes de accidentes por sexos y los seguros de coche, si bien tras con la última normativa los precios deben equiparse entre ambos sexos y tantos ellos como ellas deberían encontrar las mismas posibilidades a la hora de encontrar seguros baratos de coche.

Si tenemos en cuenta que, tal y como demuestran las estadísticas aportadas por Tom Tom, que en el mundo hay más de mil millones de vehículos en circulación y que el 72% de los conductores utiliza su coche cada día, podemos estimar que los niveles de estrés y momentos de agobio vividos mientras conducimos no serán pocos. No en vano, casi el 90% de los encuestados reconoce contar con un sentimiento negativo hacia el tráfico.

 

Conducir con estrés

Aunque pocos de los participantes sometidos al estudio eran conscientes de sufrir estrés al volante, tan sólo el 67% de las mujeres y el 50% de los hombres, debemos no perder de vista que sus consecuencias pueden ser graves. Los expertos señalan con un estrés continúo puede afectar a nuestro sistema inmunitario, la presión sanguínea y los niveles de azúcar y colesterol.

El estudio señala, asimismo, que hay un rango de síntomas perceptibles, aunque los conductores pueden no ser conscientes de sus efectos. Entre otros, algunos de los síntomas más habituales que se pueden presentar al conducir bajo niveles elevados de estrés psicológico son mareos, dolor muscular y problemas a la hora de respirar. Para evitarlo, podemos recurrir a controlar nuestra respiración inhalando y expirando lentamente, escuchar música relajante mientras vamos en coche y, sobre todo, pensando en positivo y manteniendo la calma en todo momento.


 





La palabra del mes

Consorcio de Compensación de Seguros

Las aseguradoras no siempre cubren todos los riesgos. Existen casos especiales en los que las compañías no garantizan una indemnización ...
Leer más »