Sexo, seguros y la UE

Publicado el



Las estadísticas son claras: las mujeres sufren menos accidentes de tráfico. Además, los incidentes más graves y que cuestan mayores sumas de dinero a las aseguradoras son protagonizados, en la mayor parte de los casos, por hombres. En consecuencia, las mujeres pagan menos por el seguro del coche. No en vano, el sexo es uno de los criterios que utilizan las compañías de seguros a la hora de elaborar los presupuestos de las pólizas.

En algunos casos, las diferencias de precio debidas al sexo del conductor pueden llegar a ser muy significativas. Por ejemplo, tal y como revelan los datos estadísticos de Seguros.es, en el caso de un joven de 27 años de Vigo que desea asegurar un Seat Ibiza, a la hora de contratar una póliza a todo riesgo sin franquicia, si la persona que conduce es una mujer podrá ahorrarse alrededor de unos 285 euros. Esto se traduce en un incremento aproximado del 35% para los conductores masculinos, aún presentando idénticas características y circunstancias (modelo de coche, número de kilómetros, aparcamiento, antigüedad, historial de siniestralidad, etc.)

Otras veces, las diferencias de precio provocadas por el género son menores. Este es el caso de la póliza de un Seat Ibiza en Madrid para un conductor hombre de 36 años y una conductora de la misma edad. Con idénticas características, en una póliza a todo riesgo sin franquicia el hombre deberá pagar cerca de un 13% más por el seguro de su coche. Del mismo modo, en Burgos un hombre de 36 años se verá obligado a pagar un incremento del 12% aproximadamente por su póliza a terceros ampliada.

Sin embargo, el uso del sexo del conductor para calcular el precio del seguro es una situación que podría cambiar, al oponerse a las Políticas de Igualdad de la Unión Europa. Y es que el sexo es una característica que, en palabras de Juliane Kokott, abogada general del Tribunal de Justicia de la UE, "igual que la raza y el origen étnico, está indisolublemente unida a la persona del asegurado y sobre la que éste no tiene ningún tipo de influencia".

Según esta magistrada, que ha emitido su informe como consecuencia de una demanda de la asociación de consumidores belga “The Association Belge des Consommateurs Test-Achats”, los verdaderos factores que motivan el desequilibrio estadísticos de accidentes entre sexos no se encuentran en el propio género; sino en hábitos diarios tales como: las actividades de ocio, la intensidad de la jornada laboral, el entorno socio-económico, el tipo de alimentación y la tasa de consumo de alcohol, entre otros. Si la opinión de Kokott es bien acogida en Bruselas, la discriminación de género tendrá los días contados en el sector seguros y con ella los seguros de coche específicos para mujeres.

Por su parte, el Comité Europeo de Seguros (CEA) ha reaccionado amenazando al mercado con una subida de precios en el caso de que cambie la actual legislación. En cualquier caso, no debemos olvidar que hoy por hoy, cada compañía es libre de aplicar sus propios criterios en relación al género del conductor, por lo que siempre es recomendable comparar antes de contratar la póliza. Sólo de este modo podremos encontrar el seguro de coche que mejor se adapta a nuestro perfil, necesidades y exigencias.





La palabra del mes

Recibo de primas

El recibo de primas es el documento acreditativo que confirma que la entidad aseguradora reconoce haber obtenido del asegurado, por ...
Leer más »